Blog

Imprimir

Luego de la Guerra regresamos a casa

Escrito por Nano Gonzales En .

Ir a un Mundial es como ir a una guerra, es una competición donde solo llegan los mejores del mundo y donde nadie va a regalarle nada a nadie. Llegamos a Tokyo cargados de ilusiones y deseos de demostrarle al Mundo de que estamos hechos, pero nos tomamos con una realidad desgarradora.

Si miramos un poco hacia atrás podemos recordar que  habíamos esperando tanto el momento de estar aquí, y cuando menos esperamos  todo de pronto empezó a ocurrir y  las emociones empezaron a llegar una a una, muchas de ellas quedarán como momentos imborrables; como olvidar el momento de tomar el último avión hacia Japón, la primera vez de entrar al Yoyogi Stadium, el ingreso de Perú en su primer juego,  como olvidar aquel marco impresionante de compatriotas para el juego contra Japón, el dramatismo de la clasificación a segunda ronda contra Costa Rica, entre otros mil que no tendría espacio para nombrar.

 

En medio de la guerra; ver al equipo luchar, intentar superar sus propias limitaciones, el entregarlo todo el luchar contra sus propios problemas y darlo todo y más es sin duda ha sido un privilegio; en medio de la guerra uno llega a conocer y valorar aún mas cada una de las cosas.

Los resultados no fueron como todos esperamos;  el equipo luchó, peleo por momentos de igual a igual a los mejores del mundo, pero le faltó constancia y regularidad, por lo cual  los resultados fueron adversos.; entonces terminada la guerra  regresaremos a casa  heridos, pero nos mantendrá vivos la ilusión de que el deporte  da revanchas y esperaremos hacer las cosas de una mejor manera la próxima vez que tengamos que salir  a librar una nueva batalla.

 

Nano Gonzales