Imprimir

Milagros Moy: ¡Me gané un nombre afuera y sé lo que valgo!

Escrito por vivevoley.com En .

Milagros MoyMilagros MoyMila cada día, en la LIga de Vóley, demuestra porque se paseó por el mundo siempre con una destacadsa acutación. El Diario EL BOCON la entrevisto esta semana, pero no en su usual ropa deportiva, sino que Mila estuvo entre vestidos y minifaldas.

Si bien lo suyo no es de ir a los estudios fotográficos ni ponerse un vestido corto para mostrar su lado femenino, en esta ocasión Milagros Moy, 'La Salvaje' del vóley nacional, cree que sí es necesario hacerlo y elige a EL BOCÓN para que la gente sepa que sigue siendo una mujer común y corriente, y no sobrada como muchos la han tildado por sus once años que estuvo en Europa.

Mientras caminábamos -iniciando la nota- tuve la malcriadez de preguntarle su edad a la jugadora del César Vallejo y esto fue lo que nos respondió: "tengo 37 años y no hay nada que esconder". Después vio sus fotos en la cámara y dijo "¡Ay! Salgo bien, ¿no? Ja, ja, ja..."

¿Hace cuánto tiempo no te hacen una sesión de fotos?

La última fue hace dos años, para la revista Magaly, pero en esta oportunidad creo que se me ve mejor, ja, ja, ja...

¿Tendrá celos tu novio cuando vea las fotos?
No hay problema en eso. Lo fundamental es la confianza. Al contrario, debe estar orgulloso.

¿Cómo se llama? Por favor, preséntalo a todo el país... ¿Con qué lo impresionaste?

Se llama Fabio, también juega vóley y lo hace en el Circolo. Nos conocemos de tiempo, pero recién llevamos siete meses de pareja. Pensó que yo era sobrada, pero cuando comenzamos a hablar seguido por Facebook se dio cuenta que era lo normal, alegre. Él tiene mi carácter y nos llevamos muy bien.

Si él no es celoso, ¿tú sí lo eres entonces?

En una relación siempre habrá celos, es lo normal. El problema es ver cosas donde no las hay. Yo creo que en una relación la base es la confianza. Si a un hombre tú lo empiezas a llamar todo el día, preguntándole dónde estás, con quién, eso lo va a aburrir. Igual pasa con nosotras las mujeres. Él tiene su espacio y yo el mío, eso lo tenemos claro.

¿Ya hay planes de matrimonio o de hijos?

Vamos paso a paso. Yo quiero seguir jugando en la César Vallejo, ganar la Liga Nacional, pero no te niego que me encantaría ser madre. Es lo que más quiero, pero todavía en unos años.

¿Fuera de las canchas haces honor a tu apodo de "Salvaje"?

Soy común y corriente, mujer cariñosa, alegre, muy bromista. Me gusta estar en casa siempre, y hasta hablo tonterías para hacer reír a la gente.

Imagino que eres víctima de los "piropos" por las calles...

¡Uy! Sí, a veces, pero trato de no tomarles mucha atención porque mayormente silban, te sacan la lengua, te dan besos volados y eso es muy bajo, muy horrible. ¡Ay! Dan cólera cuando empiezan con las mañoserías. Puedo aceptar que me digan linda o hasta una frase bonita, pero lo otro no.

Dime, ¿ya fuiste víctima de los gritos de Natalia Málaga, o sea, ya te desahue...?

Ja, ja, ja, aún no. Soy bastante profesional. Nunca me gusta flojear, siempre entreno al máximo. Y si algún día me llama la atención seguro será por el bien del equipo. No me molestaría tampoco.

¿Crees que en el Perú, donde reina la indisciplina, hacen falta más Natalia?

Siempre es importante que tengas a lado alguien que te samaquee, que te haga reaccionar. Y sí, ojalá haya más personas como Natalia en el Perú. Ella sabe cómo tratar a sus jugadoras, sobre todo a las menores que por haber ganado un Sudamericano y clasificado al mundial se le suban los humos a la cabeza, pero para eso está Natalia. Como dicen, para desah...

¿Volverías a la selección?

No, ya no. Definitivamente ya no. Es el momento de las más chicas, que tengan sus oportunidades.

¿Crees que aquí no te supimos valorar?
La verdad no me interesa si me supieron valorar o no. Lo único que me importa es que afuera me fue muy bien, me gané un nombre y aquí también sé lo que valgo. Por las calles hasta me dicen que vuelva a la selección.

¿Quién fue el culpable de que decidieras alejarte de la selección?

El único problema fue cuando en el 2009, a días de un cuadrangular en el Perú, el presidente Juan Castro me pidió que volviera a la selección. Llegué y el coreano  Mr. Kim no me utilizaba. Yo estaba al cien por ciento recuperada de mi lesión y en los entrenamientos me ponía a recoger balones. Le pedí explicaciones a "Manbo" Park y me dijo que Kim le comentó que solo me utilizaría para los cambios en la defensa. Incluso por venir al Perú perdí giras con mi equipo de España, perdí un mes de sueldo y aquí no me dieron nada. Así que hice mi carta de renuncia y ya pues.

¿Y cómo así te decidiste por César Vallejo?

Mira, el año pasado no supieron hallar mi lesión en Italia. Me hice el tratamiento con una infiltración factor de crecimiento plaquetario. Había perdido el músculo de la pierna derecha, pero me recuperé a tiempo y salió esta posibilidad de llegar a Vallejo, fue creo que setiembre algo así. No lo dudé, Kelly Acuña, que es la presidenta del equipo de vóley, me habló de un trabajo serio. Natalia también y aquí estoy.

Fotos y entrevistas: Diario EL BOCON