Imprimir

"El largo camino comienza con el primer paso"

Escrito por Luca Cristofani - DT Selección Femenina Mayor de Perú En .

timeouttimeoutEl crecimiento de un movimiento no se puede basar en el entrenar bien a un grupo de jugadoras, de las cuales muchas, desde hace muchos años, tienen establecidos sistemas de juego difíciles de modificar.

Por el contrario, tiene que preveer un proceso más amplio que pasa de la estructura de la evolución de base, a través del minivolley, para llegar a una adecuada programación de las selecciones (desde la infantil hasta la mayor) con consecuencialidad de intervención. Por último, sin dejar de ser menos importante, se necesita mejorar en nivel de la Liga Peruana.

Es difícil, con un artículo explicar todos los pasajes, pero voy a probar a dar la idea de base:

1) Minivoley: hice ya un curso para entrenadores durante el Mundial Juvenil, en el cual he ilustrado los pasos indispensables en las fases de aprendizaje, de la adquisición sea de las habilidades motorias, sea de las técnicas y estrategias que son la base para aprender el voley.

2) Las selecciones juveniles no tienen que ser estructuras distanciadas entre si ni con respecto a la selección mayor sino que deven preveer un plan de crecimiento común. Esto crea la certeza de no repetir más veces, en los procesos evolutivos, los mismos pasajes ni de dejar de lado aprendizajes indispensables.

Diversamente, tiene que haber una visión conjunta y común. De no ser así es fácil entender las complicaciones que se van a encontrar. Además creo oportuno no terminar el trabajo de las selecciones a la edad de 18 años, porque la evolución técnica, pero especialmente táctica, se madura alrededor de los 22 ó 23 años. Por esto he propuesto un grupo de prueba que, ligado a un proyecto universitario (en Lima) llevaría en un programa de concentración permanente creando muchas jugadoras buenas y con un diploma universitario con la consecuencia de alzar el nivel de las selecciones y de los clubes. Esto tendría la ventaja de tener muchas soluciones para el recambio generacional en el equipo mayor.

3) Los clubes de la Liga están haciendo un buen trabajo, pero para subir el nivel, hay tres pasos que van en cascada entre ellos.

Parecerá que soy un cínico, pero el primo paso es que los clubes tengan una capacidad de management más evolucionada para poder satisfacer la gran pasión colectiva que el Perú tiene del voley. Aprovechando la imagen de este deporte, se tendrían fondos para abrir las puertas a un mayor número de jugadoras o de entrenadores extranjeros que traerían benefecios tanto a nivel de espectáculo como en la evolución del juego.

Muchos clubes no tiene estructuras adecuadas, sea en los modos que en los tiempos. Esto no permite entrenarse todo lo que sirve; el nivel profesional prevee un mínimo de 3 ó 4 horas de entrenamiento con la pelota al día más el trabajo de pesas y de video.

Una idea divertida podría ser una acción de marketing fuerte, por ejemplo, hacer jugar la Liga en un único gran coliseo con por lo menos dos campos en contemporánea, jugando el domingo (ejemplo: dos partidos a las 14.00, dos partidos a las 16.30 y dos partidos a las 19.00). Quizás, dos domingos enteros durante una temporada se podría ir a una provincia y proponer el mismo tipo de evento allí.

Esto tendría una serie de ventajas como por ejemplo: facilitar el intervento televisivo, hacer el merchandising mucho más fácilmente, llevar mucho más público en una única grande sede con las jugadoras de la selección que alzarían el interés al máximo nivel.

Concluyo diciendo, como ya anticipé en la introducción, que las ideas son muchas y el camino es largo, pero como dice la filosofía Zen: "el largo camino comienza del primer paso."

Chau a todos, un abrazo y ARRIBA PERU!!

LUCA CRISTOFANI

Lea a Luca Cristofani, todos los domingos en www.vivevoley.com