Imprimir

Las chicas de la selección cumplieron el deseo de Kiara Quiroz

Escrito por vivevoley.com En .

Sueño cumplidoSueño cumplidoLas chicas de la selección de vóley cumplieron el deseo de Kiara Quiroz, una niña adorable de Cuzco, de 13 añitos, quien Gracias a la organización Make a Wish - Pide un Deseo Perú, desde un primer instante, nos regaló sonrisas y abrazos llenos de alegría, al ver cumplido uno de sus sueños, conocer a las integrantes de la selección peruana de vóley.

Kiara, quien es fanática del vóley, ni se imaginaba lo que ella iba a vivir. 

Una historia para ser contada.

En el camino hacia el punto de encuentro, Kiara nos contó la frustración y tristeza que vivió cuando la selección se presentó no hace mucho en Cuzco, y después de muchas horas de cola para poder entrar al coliseo, se quedó con las ganas de asistir, pues era tarde, había mucha gente, y se desanimó tanto que lloró mucho.

Ella deseaba ver un partido de vóley, pero ni por asomo auguraba conocer en persona a sus estrellas deportivas y su emoción era latente desde que pisamos el complejo deportivo El Olivar de Jesús María y vio el logo de la Federación Peruana de Vóley. Una inmensa puerta se abrió y de pronto allí estaba una cancha de vóley con unas integrantes de la selección. De pronto su carita se transformó, las lágrimas recorrían sus mejillas y sencillamente, no se lo podía creer. Estaba frente de a sus estrellas!!!!

Edwin y el profesor Hernán, representantes de la Federación, nos saludaron y nos recibieron con una calidez impecable, al igual que Vivan Baella, Rafaella Camet, Angélica Aquino y Mirtha Uribe. Se pudo tomar fotos, hablar con las chicas y hasta le autografiaron una camiseta que llevará el recuerdo de una jornada llena de emoción.

Estuvimos en el entrenamiento hasta casi las 11.20 p.m., y para coronar la jornada especial de gran sorpresa y emoción, fueron las mismas chicas, los ídolos de Kiara, quienes entregaron en nombre de Make a Wish - Pide un Deseo Perú, su ansiada netbook morada, que ella nos había pedido para que nuestra niña pueda estudiar y recuperar sus estudios.

La carita de emoción y sorpresa fue única. Las lágrimas de emoción de su madre, Alejandrina y de Yesenia, la tía de Kiara brotaban sin cesar. Los abrazos de alegría y emoción contagiaron a todos y tomamos una foto final con parte del equipo peruano que hizo de este día una jornada intensa y especial para nuestra querida niña. Sus palabras de aliento y apoyo también fueron muy significativas.